miércoles, 13 de abril de 2011

Alma de Capitán (1ra Parte)

Con 17 años en Primera División y con 15 campeonatos sobre sus espaldadas, el “pechuga” en una charla íntima, nos cuenta cómo procesa tantas emociones. “El jugador que no entienda que hay que ganar todos los domingos que se quede en su casa”

¿Cómo es un día normal en tu vida fuera de las canchas?
Trabajo, estudio, comparto momentos con mi familia y mi novia y le doy mucho al hilo. El macramé, es como mi cable a tierra, además de darme una renumeración económica en temporada.

¿Sos de salir con tus compañeros?

Si claro, nos juntamos a cenar y a jugar a la play. Obviamente que es imposible compartir momentos con todos los compañeros pero mantengo una buena relación con todo el grupo.

¿Qué es lo que más disfrutas de estar en el CADU?

Disfruto de jugar al fútbol en el club del cual soy fanático y además, cada vez que llegan los domingos, me trae muchos recuerdos compartidos con mis hermanos. Sinceramente, jugar con esta camiseta es como estar en la vereda de mi casa.

¿Cómo consideras el nivel de competencia en el futbol de La Costa y qué tan fácil o difícil es ser protagonista en el mismo?

El nivel ha caído en los últimos tiempos. Hoy el fútbol es más físico que táctico o técnico por ende, cualquier plantel que esté bien entrenado puede estar en las primeras posiciones. Pero el desequilibrio lo hacen los buenos jugadores, por suerte tenemos a Santana y a Escola en nuestras filas.

¿Tiraste un caño alguna vez?

Sí, cuando laburé de plomero (risas).

¿Cómo sos en los entrenamientos?

Soy un jugador entrenando y otro adentro de la cancha. A mis compañeros no les hago sentir el rigor. En los entrenamientos, se puede evitar la pierna fuerte porque son compañeros míos y tenemos que defender la misma camiseta.

¿Y en la cancha?

Me transformo. Si me tiran un caño en un entrenamiento, los aplaudo. En cambio, si es en un partido, lo tomo de otra manera: lo tenes que matar.

Después de los hitos alcanzados en los últimos años en el CADU, ¿qué se puede esperar del equipo Tricolor en esta temporada?

Estar arriba, codo a codo con los equipos con expectativas de campeonar. Tenemos que ir con cautela, domingo tras domingo, analizando al rival de turno y ver como respondemos ante diferentes circunstancias. En la octava fecha, ya sabremos para que estamos.

¿Eres de hacer promesas antes de empezar los torneos?

No, pero ya le dije a “pocho” Machado si ganamos el campeonato le voy a regalar la camiseta. No tengo dudas que es un hombre del club y que lleva los colores pegados en el alma como yo.

Hay un grupo de veteranos en el Tricolor, como Peluzo, Escola o tú mismo, que han tirado del carro del equipo en las últimas temporadas. ¿El futuro de este club pasa por dar el relevo a hombres más jóvenes, como Caneda, Maurín o Lejos?

Siempre hay cambios, es imposible mantenerse al mejor nivel por años, pero mientras nuestro cuerpo y mente, estén preparados para ganar, seguramente seremos parte del plantel para inculcarles a los jóvenes que en el CADU se tienen que retirar del campo de juego, después de haber dejado todo para llevarse el triunfo. El que no lo entienda, que se quede en su casa.

¿Cómo ves el trabajo en las inferiores del Club?

Últimamente han subido muchos chicos a Primera pero el mayor problema es la responsabilidad con que cada uno se toma las cosas. Si tienes condiciones, seguramente vas a tener una oportunidad y si no la aprovechas, vas a ver los partidos desde afuera.

¿Por qué hay tantos jugadores del CADU desparramados en diferentes equipos de La Costa?

Tiene que ver con la otra pregunta, muchos chicos no quieren jugar en el CADU por la “presión” de ganar todos los domingos. Creo que el punto está en la mentalidad de ser parte de un proyecto o jugar los domingos con amigos y si es posible, sin entrenar.

¿Adentro de la cancha sentís que hay que poner cara de malo, por llevar la cinta?
Noooooooooo (Risas), eso ya no existe más, era en otra época. No, hoy ya nadie gana de guapo, sin dudas te puedo decir que gana el que juega mejor.

¿Contas las expulsiones?

Si. Llevo el registro de las tarjetas rojas, te cuento que lamentablemente estoy a una expulsión de igualar el récord de 17 que tiene Gastón. Espero no llegar.

“Cuando el equipo pierde, no vivo”. Esa frase la dijo Blas Giunta en un vestuario… ¿Te sentís identificado?

Sí, así vivo al fútbol. Disfruto de las alegrías y en las derrotas sufro mucho. Por eso no me gusta perder, no quiero perder a nada. Las derrotas me las llevo conmigo y me hacen muy mal. Una muy fea fue cuando perdimos la Liguilla en 2002. No lo merecíamos y eso me quedó muy adentro. Pero ojo: a mí me pasa con ese partido y con todos los partidos que juego. Todo es a morir.

¿Cómo analizarías al equipo en estos partidos?

Cuando se gana se tapan todos los errores pero creo que cuando Argüelles encuentre el equilibrio en mitad de cancha, vamos a ser un equipo duro y con gol. Si nos convierten 3 goles en dos partidos quiere decir que hay meter mano en la faz defensiva.

¿Santana se perfila para ser la figura del torneo?

Juan se preparó este año para ser el mejor y lo está demostrando. Además de los goles está jugando en equipo, haciendo la pausa justa, acelerando y solidario a la hora de recuperar el balón.

¿Cual fue el rival más difícil de marcar?

Guillermo Presa. No se si considerarlo el más difícil pero si un jugador de mucha técnica y que si le das un respiro en el área te la manda a guardar y en otros tiempos, “chori” Britos era terrible, mucha potencia y además, tenía un cebezazo mortal.

De no ser del CADU ¿en que otro equipo de La Costa jugarías?

Por sentimientos familiares en el Núcleo porque ahí jugó mi viejo y se retiró Gastón pero creo que encajaría por cualidades en Villa Clelia o Popular Lavalle, que son dos equipos que se caracterizan por meter y luchar cada balón como si fuese el último.

¿Nunca se te paso por la cabeza jugar en el Social Santa Teresita?

No, creo que sería una falta de respeto a mi mismo por la trayectoria en el Tricolor y además, me resfriaría todo los domingos (risas).

Y pensando en tu futuro ¿hasta cuando te vamos a ver en el verde césped?
Después de 30 años, tu cuerpo cambia. Cada vez resulta más complicado recuperarse después de un partido. Por ahora, trato de fortalecer mi cabeza y salir de esta lesión para estar lo antes posible con mis compañeros.

Por último, el CADU este torneo está para…

…CAMPEÓN

sangretricolor.blogspot.com agradace la colaboración de Matías Schenón y Marcelo Ricci

4 comentarios:

gfe/laura dijo...

gracias por tanto corazón pechu... mi viejo se emociono mucho,tanto como yo cuando le leí la nota, gracias al blogg, un abrazo grande. gastón machado

gfe/laura dijo...

gracias por tanto corazón pechu... mi viejo se emociono mucho,tanto como yo cuando le leí la nota, gracias al blogg, un abrazo grande. gastón machado

Anónimo dijo...

queria ver publicada la estadistica que hizo pechuga de los campeonatos, jugadores y goles a lo largo de la historia del club

Juan dijo...

El jugador con mas garra y corazon del universo, me gusto jugar con el es el mayor referente del cadu, si lo comparan con cualquier otro referente solo se puede comparar con el chulo Gracias gonza sos un gran tipo y un gran jugador