miércoles, 27 de junio de 2007

“Volví para ser campeón” Rubén Velázquez

En la segunda etapa, el “cabezón” consiguió 7 títulos y llevó al Tricolor a jugar el Torneo Regional, al cuál lo dirigió en 4 oportunidades. Su concepción ganadora y ofensiva, le dio alegrías y tristezas: “me echo la culpa de los dos subcampeonatos en el 2002 por ser un técnico que va a buscar todos los partidos. Con San Vicente y Atlético Villa Gesell, tenía que haber ido a especular y después que se arreglen ellos”

¿En el 98’ te fueron a buscar?
No, ya habíamos arreglado con los dirigentes que en el ‘98 volvía y no tuvieron problema. Quedamos de palabra y se cumplió.

¿Cómo encaraste una nueva etapa con tres títulos ya conseguidos?
Era otra meta, pero teníamos la misma base con jugadores que estaban hechos y sabían lo que uno pretendía. Encontré un grupo de jugadores excepcional y creo que un equipo así no lo voy a encontrar en ningún lado. Además, los dirigentes hacen lo posible para que el jugador se sienta bien y creo que lo han conseguido. Si el jugador está cómodo, juega mejor. El CADU venía de grandes cosas y cuando volví en el ’98, pensaba que no podía salir segundo. No podía andar entre los cuatro mejores, tenía que ser campeón.

¡Y lo lograste!
Sí, ese años ganamos el Apertura, en el Clausura salimos segundos y después obtuvimos la liguilla. En la cual vencimos a un gran equipo, que fue Atlético de Villa Gesell. Ese año teníamos un gran equipo y con Lizardo inspirado, que hizo cualquier cosa con la pelota. Ahí se vio la experiencia, en los partidos decisivos.

¿Cómo fue esa originaria prueba?
Jugar con equipos de Madariaga fue muy positivo y demostramos estar a un buen nivel y en muchos casos superior a equipos de esa liga. El rival más difícil fue San Vicente y ese año, Juventud Unida, con lo hermanos Dragojevich. Aunque el partido más duro fue ante Deportivo Pinamar, ya que tuvimos que dar vuelta un resultado, recuerdo que me la jugué con los hermanos Niggli en el medio y fueron unos leones, dieron una muestra de huevo y fútbol.

¿Cómo fue la primera experiencia en el Torneo Argentino B?
Difícil, la primera de un equipo de
La Costa en un regional y la mía también para dirigir semejante campeonato. Confieso que realmente sentí miedo, es decir ¿cómo era esto? Y es otra cosa, otro nivel y sentí recelo cuando me toco elegir jugadores y de formar un equipo. Fue una etapa de aprendizaje para mí y para los dirigentes.

¿Es muy difícil?
Le recalqué a los dirigentes, que las instituciones te tratan bien, te reciben con los brazos abiertos pero los tres puntos se lo quedan ellos. En el ’99, fuimos a jugar a Olavarria y nos trataron muy bien y cuando jugamos nos echaron a cinco jugadores. Fue una linda experiencia y muy provechosa para aprender a manejarnos a este nivel.

¿En el ’99 repetiste el campeonato en la Liga de Madariaga?
Ese año hacíamos goles de papi-fútbol. Los cuatro de arriba eran imparables y el resto acompañaba muy bien. Un fútbol de alto vuelo y la gente disfrutaba mucho. En ese torneo le ganamos en cuarto de final a Lavalle por penales, que es otra cosa, es la suerte del arquero y la definición del pateador. Después, con San Vicente, nos faltaron muchas piezas claves y el CADU nunca tuvo un recambio. Además con ellos siempre hicimos partidos parejos. En la revancha nos hacen un gol a los 90 minutos, cuando nos habían echado a tres jugadores y fuimos nuevamente a penales.

¿Siempre se te cuestionó tener un plantel corto?
Me manejaba con 14 jugadores que podían ser titulares y luego con 6 o 7 que completaban el plantel. ¿Y tan mal no me fue? (risas) A mis jugadores nadie los tocaba y ellos sabían que los iba a respaldar y por eso me brindaban lo mejor en la cancha.

¿Por qué?
Porque elegía a los jugadores que sabía que me iban a responder y nunca dejé que me armen el equipo. Consultaba con mis allegados pero la decisión final siempre la tenía yo.

¿Cómo fue esa final con El León?
Ese día, jugamos con mucha gente y ganamos bien. Ellos tenían preparado para festejar el campeonato y nosotros hicimos pata ancha en todos los campos, el CADU nunca salió a especular. Jugamos de igual a igual de visitante y de local. Y fue una virtud del equipo. Siempre confié a muerte en mis jugadores y eso provocaba que planteara los partidos a ganar. Recuerdo que el “Japo” Beltrán, hizo el gol en la primera final y Juan Moreno en la revancha, especialistas. Juan era rápido y Beltrán más de área. En la primera final, el “Japo” estaba mal del tobillo pero lo puse igual, por suerte hizo un gol y valió la pena su inclusión.

En el 2000, en el Apertura salieron quinto ¿Qué sentiste?
Sentí una gran frustración, pero tranquilo porque nosotros veníamos de una gran campaña y tal vez el equipo se aburguesó. También tuvimos muchas bajas por expulsiones, en un campeonato corto, son transcendentales.

En el Clausura el equipo mostró la otra cara de la moneda ¿Qué cambió?
Completaron el plantel, Banquero, Baíz y Caraballo y salimos campeones. Fue importante la llegada de estos jugadores porque aportaron mucho. Ese año empezamos de menor a mayor y ganamos un buen torneo. Jugamos la final con Atlético Villa Gesell en 3 partidos.

¿Cómo fue el partido final?
En el último, dejé afuera a Lizardo y a Banquero y todos me decían que estaba loco. Igual me la jugué, Lizardo estaba a un 60% y Banquero en una pierna. Si los ponía en el primer tiempo, se rompían, entonces decidí aguantar el primer tiempo y empatamos
1 a 1. En el complemento metí a Lizardo y al rato gol, metí a Banquero y pasó lo mismo. Yo quería eso pero entendía a la gente aunque sabía como estaban esos jugadores.

¿Era una revancha para vos?
Posiblemente. Pero no era para demostrar. Me acuerdo lo que dijo el presidente de
la Liga de Madariaga “una vez puede ser, dos ya no es casualidad y tres por algo es”.

¿Te molestaban las críticas sobre lo poco vistoso del juego del C.A.D.U?
A mucha gente no le podía llegar a gustar pero mientras me resulte efectivo es suficiente. No hay que buscar más cosas, sino, que me demuestren, los que critican, qué han ganado con otro fútbol más vistoso. Quisiera saber cuantos títulos han ganado en estos últimos años el fútbol vistoso. Y no sé hasta que punto no era vistoso el juego del C.A.D.U.

¿Qué paso en el 2001?
Era otro equipo y no clasificamos. Habían venido los mellizo Maulín de Chascomús que para mi no colmaron las expectativas creadas. Al margen que pusieron mucha voluntad no eran goleadores. Y después jugamos la final con San Lorenzo de Villa Gesell que la ganamos bien.

¿En el 2002 se vuelve a La Costa y se consiguió un bicampeonato?
Se sumaron jugadores nuevos pero se mantuvo la estructura. Creo que, sin desprestigiar a nadie, el C.A.D.U está por encima de todos los equipos de
La Costa y algunos de Madariaga. El único es San Vicente que también hace las cosas bien.

¿En ese torneo perdían con Mar de Ajó por tres goles y terminaron ganando?
Perdíamos
3 a 0 y estaban más cerca del cuarto que nosotros del descuento. Fue uno de los peores partidos de Defensores. Luego hicimos dos goles en unos minutos, lo empatamos y con el envión convertimos el cuarto. Ganamos 4 a 3 un partido increíble por los huevos que pusieron los jugadores. Yo no lo podía creer.

¿Por qué el resto está por debajo?
Porque no hacen las cosas bien. El día que hagan las cosas como corresponde ahí podrá ganarle al C.A.D.U, pero mientras trabajen así no creo. Le pueden ganar un partido porque ese día está mal, de casualidad. A Defensores es muy difícil bajarlo porque esta muy bien estructurado.

¿Por qué se obtuvo un subcampeonato en ambas liguillas?
Más que nada me echo la culpa por ser un técnico que va a buscar todos los partidos. Con San Vicente y Atlético Villa Gesell yo tenía que haber ido a buscar el empate y después que se arreglen ellos. Y que digan lo que digan si lo único que quiero es salir campeón. Por eso me equivoqué en el planteó táctico, pero los jugadores y la historia del C.A.D.U en ir a especular, no va. Tenía que haber hecho un 4-4-2 y que el problema lo resuelvan ellos.

¿Qué sentís por ser el más ganador?
Una gran satisfacción. Creo que tanto los jugadores como uno se lo merecían porque se trabajó mucho para eso, posiblemente no para tanto. En lo personal tengo una gran alegría de lograr lo que se ganó.

¿Cuál fue el mejor jugador que dirigiste?
Tuve muy buenos jugadores y muy buenos chicos. Pero tengo un referente que es Gastón Niggli, por la garra y la fuerza que pone, y en torno a él jugadores que han crecido en el club y han ganado todo. Y cuando hay que mostrarle cosas a algún jugador, el referente, el modelo, es Gastón Niggli. Si tengo que aguantar a un jugador, por ejemplo a él, quien me puede reclamar algo.

¿Hoy no tiene lugar en el equipo Tricolor?
Sé que no esta jugando y tampoco sus hermanos. No se las causas pero nunca le diría que no a unos jugadores de ese prestigio, que quieren la camiseta y además, tienen mucha experiencia.

¿Vas a la cancha a ver al C.A.D.U.?
Muy poco. El único partido que vi fue el clásico y dejaron mucho que desear. Muchas imprecisiones y el nivel es inferior a años anteriores pero a pesar de esto, el CADU está peleando el torneo.

¿Cuál es la clave del éxito?
Creo que el trabajo. Comenzamos a hacer pretemporada para mejorar físicamente. La base es el trabajo, el grupo y la importancia de consolidarse como tal, bien fuerte y unido. Todo se resume en trabajo, el grupo, el apoyo de los dirigentes y el cuerpo técnico. Si se rompe un eslabón de la cadena es difícil de lograr buenos resultados.

¿De qué cuadro sos hincha a nivel amateurs?
Tengo una camiseta dentro de mi cuerpo que es la de Ever Ready donde jugué más de 20 años. Hoy tengo pegada la del C.A.D.U por todo lo que me dio y por lo que he hecho. Le tengo un gran amor y cariño a Defensores Unidos.

¿Por qué no dirige en la actualidad?
Quise tomarme un tiempo para la familia, fueron muchos años que estuve volcado a la dirección técnica y creo que hice lo correcto. De todas formas, el último año que estuve hubo cosas que me molestaron y preferí alejarme.

CON LA CASACA TRICOLOR

P.J
P.G
P.E
P.P
Goles
Amo.
Exp.
Debut
Títulos

9

3

2

4

1

-

-

1987

-

CON EL BUZO TRICOLOR

P.J
P.G
P.E
P.P
%
Títulos
188
103
30
55
54,78
10

Matías Schenon para sangretricolor.bolgspot.com

1 comentario:

Osvaldo D. Gramajo dijo...

QUIERO POR ESTE INTERMEDIO SALUDAR AL ENTRENADOR MAS GANADOR, FELICITARLO POR LA CAMPAÑA,QUE SIN LUGAR A DUDAS, SE CONCRETARA EN OTRA "VICTORIA" PARA NUESTRO QUERIDO CLUB